BIENVENIDO A MENORCA

MENORCA es sin duda una de las islas más bonitas del Mediterráneo. Un paraíso natural de aguas cristalinas, arena blanca y bosques de pinos del que no vas a querer marcharte.

Pertenece al idílico conjunto de las islas Baleares y posiblemente sea la isla más familiar de todas. Se encuentra al este de la Península y está muy bien comunicada a través de su aeropuerto con otras islas, con el resto de España y con muchos destinos internacionales. 

Necesitarás un coche de alquiler para recorrerla pero lo disfrutarás porque las distancias no son muy grandes. Para que te hagas una idea entre las ciudades de Ciudadela y Mahón, situadas cada una en un extremo de la isla, hay apenas 47 kilómetros. 

Bienvenido a Menorca. Estas son las 10 cosas imprescindibles que no puedes perderte:

CIUDADELA

MAHÓN

FORNELLS

BINIBEQUER VELL

FARO DE CAVALLERÍA

PLAYA DE SANTO TOMÁS

 

1. CONOCER LAS PLAYAS DE MENORCA

Menorca es un paraíso natural y cuenta con playas de gran belleza. Con más de 200 kilómetros de costa  Menorca te invita a disfrutar de asombrosos paisajes por toda la isla.

Mar turquesa con saliente de vegetación con pinos en Menorca  

La Costa del NORTE de Menorca es muy diferente a la Costa SUR, hasta el punto de que cuando cambies de una zona a otra puede que tengas la sensación de haber llegado a una isla diferente.

El NORTE de la isla es más agreste y accidentado, cuenta con playas de arena tostada o rojiza bañadas por un mar verde o azul intenso. Tiene playas preciosas como Cala Morell, Algairens, la Cala del Pilar, las playas Pregonda y de Cavallería, las calas Tirant, Presili y Tortuga y las playas de Son Saura del Nord, Es Grau, Arenal de´s Castells y Sa Mesquida.

En esta zona de la isla es posible encontrar muchos rincones en los que estarás prácticamente solo y podrás nadar sin ver a nadie como si estuvieras en una gran piscina. El agua suele estar cristalina y es fácil ver bancos de peces mientras te sumerges. 

A diferencia del Norte, la costa SUR es de roca calcárea y arena blanca con pinares que se extienden hasta el mar. Esta zona alberga esas maravillosas calas  resguardadas del viento y bañadas por aguas azul turquesa que has visto en muchas fotografías. Si es tu primera vez en Menorca te invito a comenzar por aquí.

Dentro de las calas más impresionantes de esta zona se encuentran Macarella, Cala Mitjana, Trebalúger, Cala en Turqueta y Es Talaier y las playas de Santo Tomás, Son Bou, Son Saura, Punta Prima, Binibeca y Cala Galdana.

Foto de cala Mitjana en Menorca tomada desde la orilla con el agua transparente y un velero al fondo

Planifica tu visita con antelaciónno todas las playas cuentan con los mismos servicios ni son igual de accesibles. Algunas están junto a núcleos urbanos por lo que aparcarás muy cerca de la playa y encontrarás algún chiringuito.

En otros casos tendrás que madrugar para conseguir sitio en el parking y caminar entre 15 y 30 minutos entre pinos para llegar. Seguramente no tengan servicios de socorrismo ni de restauración, por lo que deberás llevar comida si quieres pasar el día en la playa.

Foto de Cala Mitjana en Menorca vista desde arriba

La web de turismo de Menorca  tiene un excelente mapa que puedes consultar para localizar las playas de toda la isla.

 

2. NAVEGAR POR LAS INCREÍBLES CALAS MENORQUINAS 

La costa de Menorca esconde paisajes increíbles. Su agua es tan transparente que en muchos lugares te parecerá que miras a través de un cristal. Pero algunas de sus playas más hermosas son de difícil acceso desde tierra; por eso, si alguna vez has pensado en alquilar un barco, no se me ocurre un mejor lugar.

Veleros en una cala paradisíaca en Menorca

En Menorca se alquilan todo tipo de embarcaciones con o sin patrón, veleros, fuera bordas y también los llaüts, las embarcaciones típicas menorquinas. Tanto en los puertos de Ciudadela como en Fornells y Mahón, así como en algunas playas como la de Santo Tomás podrás alquilar un barco para todo el día.

Llaüt, embarcación típica de Menorca, en una cala de mar azul

 Navegar por la isla te ofrece la ventaja de poder visitar varias calas en un día y de acceder a lugares escondidos donde no podrías llegar de otro modo. Cala Escorxada y Cala n´Fusta son un ejemplo de esto que digo.

También hay grandes barcos que ofrecen tours por las calas de la isla. Son excursiones más asequibles y, aunque menos privadas, no tendrás que preocuparte más que de disfrutar y pasar un buen día. Si esta es tu opción, no lo dudes. Sea como sea, navegar por esta isla merece muchísimo la pena.

 

3. VISITAR CIUDADELA

Ciudadela es la ciudad más poblada de la isla y fue su antigua capital. Tiene casi 30.000 habitantes y conserva un aire señorial que ha pervivido en el tiempo. Tiene un bonito casco histórico con calles empedradas por el que pasear y perderte cuando se pone el sol. 

En la plaza des Born se encuentra el Ayuntamiento, que tiene la oficina de turismo en su interior. Es el centro neurálgico de la ciudad y junto al ayuntamiento se encuentra el Teatro. Siguiendo sus laberínticas calles de trazado medieval llegarás a otros lugares de interés como la catedral de Santa María del siglo XV, el palacio de Can Olivar, el claustro de San Agustín y el Mercado de la ciudad.

Escultura de carnero de bronce en Ciudadela, Menorca

Disfruta de la tarde en Ciudadela tomando algo en alguna de sus terrazas o visitando las tiendas y mercadillos de esta parte de la ciudad. Verás las tiendas donde comprar sus famosísimas avarcas, el calzado típico menorquín. Podrás comprar regalos y souvenirs o hacerte con productos artesanales de la isla como su famosa sobrasada, el queso o las ensaimadas.

Date una vuelta por estas calles, pasarás por la céntrica por Ses Voltes y la plaza Nova, con la escultura del carnero con la bandera de Sant Joan, en honor a las fiestas de la ciudad y acabarás bajando por la Cuesta de la Marina hacia el puerto.

Puerto de Ciudadela en Menorca con el ayuntamiento en la parte de arriba y los barcos abajo  

El puerto de Ciudadela es posiblemente el lugar más emblemático de la ciudad. Pesquero y deportivo a la vez, te va a encantar su ambiente a medida que cae la tarde. Aprovecha para pasear a ultima hora y quédate a cenar en algunas de sus terrazas, seguro que cenas bien. 

 

4. CONOCER EL PUERTO DE MAHÓN

Mahón es la capital de Menorca. Se sitúa al este de la isla y conserva una marcada influencia de la época en la que la isla estuvo sometida a la dominación inglesa durante el siglo XVIII.

Su puerto es el mayor puerto natural del Mediterráneo y uno de los mas grandes del mundo. Mide casi 6 kilómetros y tiene 1200 m de ancho. Recibe cruceros con turistas de todas partes del mundo.

En torno al puerto pueden verse bonitas casas de veraneo y también algunas construcciones  defensivas como la impresionante Fortaleza de La Mola y pequeñas islas como la del Rey o Lazareto.

Una buena manera de conocer la historia y el día a día de este inmenso puerto es embarcarse en uno de los catamaranes que lo recorren de Norte a Sur. El recorrido dura una hora y en la temporada de verano suelen funcionar todos los días de 10:30 a 17:00. Puedes consultar la página de www.yellowcatamarans.com.  Suelen tener un descuento del 20% en la  venta anticipada de las entradas.

Pero además el puerto de Mahón alberga un paseo marítimo muy agradable. Tiene algunas tiendas y restaurantes y también terrazas muy animadas donde quedarse tomando una copa. Podría ser un buen plan para terminar el día, ¿no crees?

Para evitar la zona azul, que funciona de 9.00 a 14.00h y de 17.30 a 22.30, te recomiendo estacionar en la zona de arriba o dirigirte al parking Sinia d´es Cuc, a poco más de 1 kilómetro. Allí verás una explanada donde puedes aparcar de manera gratuita.

 

5. CENAR EN ES CASTELL

Es Castell es una preciosa villa cercana a Mahón que surgió alrededor de los fuertes  y los cuarteles construidos por los ingleses durante su dominación. Su ayuntamiento está pintado con el característico rojo inglés. Justo en frente está el Museo Militar de Menorca con mucha información sobre las fortificaciones de la época.

Desde los puntos más altos de la ciudad se puede ver la fortaleza de La Mola y los islotes del puerto de Mahón, la isla del Rey y el Llatzaret.

Las calles de Es Castell desembocan en Cales Fonts, un antiguo muelle de pescadores que de por sí es suficiente motivo para planificar una visita. Hay muchos restaurantes alrededor de este pequeño puerto donde comerás de maravilla. Y muchos puestos de artesanía y tiendas donde hacer buenas compras.

Seguro que en cualquiera de sus restaurantes aciertas. El restaruantae el Trébol es una apuesta segura, con buen pescado y marisco, pero no es el único. Elige el que más te guste y disfruta de la velada y de las vistas hasta bien entrada la noche.

 

6. ACÉRCATE A BINIVEQUER VELL

Binivequer Vell se encuentra tan solo a 10 kms de Mahón. Se trata, en realidad, de un conjunto residencial construido a principios de los 70 a la manera de las antiguas casas de los pescadores.  Es una urbanización de casas blancas que se unen unas a otras y callejones estrechos que se cruzan a modo de laberinto. Todo el conjunto está muy bien conservado y es un lugar muy visitado en la isla.

Casas blancas del pueblo de Binivequer Vell en Menorca

Algunas de sus callecitas empedradas desembocan en un pequeño embarcadero donde amarran los barcos. El conjunto tiene un paseo marítimo, una pequeña iglesia y también una plaza mayor. Es un sitio muy agradable para pasear una tarde de verano.

Barcos amarrados en Binivequer Vell

Puedes quedarte a tomar algo en las terrazas o en alguno de los restaurantes que han proliferado en la zona. Binivequer Vell se encuentra cerca de otros bonitos lugares que te cuento más adelante.

Hay pequeñas calas y urbanizaciones que puedes visitar desde aquí o desde la zona de Punta Prima. Son Biniancolla, Binibeca, Binisafúller, Biniparratx y Binidalí. 

7. ALQUILAR UN KAYAK EN FORNELLS Y PRUEBA LA CALDERETA DE LANGOSTA

Fornells es un antiguo pueblo de pescadores al norte de Menorca. Tiene puerto y una extensa bahía. Es famoso por la caldereta de langosta que puedes degustar en muchos de sus restaurantes. Pero también tiene muy buen pescado como doradas, lubinas, sargos… Si pasas suficientes días en la isla te recomiendo acercarte a conocerlo.

Fornells se encuentra cerca de algunas bonitas calas como cala Tirant, Cavallería y cala Pregonda, por lo que puedes pasar la mañana en alguna de ellas y acercarte a medio día a comer al puerto.

Otra opción, que si vas con niños seguro que les gusta, es alquilar un kayak en alguno de los locales del puerto y remar por la bahía; lleva comida preparada y para cual naúfrago en alguna de sus pequeñas playas.  Si te decides a bañarte en esta zona es mejor que lleves los escarpines ya que en el fondo hay bastante vegetación y roca.

Piraguas en una pequeña playa de la bahía de Fornells

Por la tarde puedes pasear por este bonito pueblo marinero. Puedes visitar el Castillo de San Antonio, la Iglesia de San Antonio Abad o la Torre de Fornells desde la que tendrás bonitas vistas. Piérdete por sus calles, entra a curiosear en sus tiendas y disfruta de un heladito junto a los barcos. A que suena bien?

 

8. HACER UNA EXCURSION AL FARO DE CAVALLERÍA

Menorca tiene 7 faros repartidos por su costa pero uno de los más espectaculares por sus panorámicas sobre el mar es el Faro de Cavallería. Está a tan sólo 6 kilómetros de Fornells y puedes llegar por una preciosa carretera que te irá regalando mejores vistas conforme te acercas a la zona. Se puede aparcar cómodamente y de forma gratuita a unos 200metros del faro.

Imagen del Faro de Caballería en Menorca

Junto al faro hay una cueva, si decides adentrarte en ella al cabo de 15 o 20 metros llegarás a una pequeña ventana sobre el acantilado. Desde luego las vistas impresionan y desde aquí tendrás una visión increíble de la l’Illa des Porros. El faro cuenta con museo y cafetería en su interior. La entrada cuesta unos 3 euros y en la parte externa hay una pequeña terraza donde puedes tomar algo.

Vista al mar desde los acantilados del faro de Cavallería Menorca

Te recomiendo que no te lo pierdas. Si además tu visita coincide con la puesta de sol, verás uno de los atardeceres más románticos de toda la isla. Justo otro de los imprescindibles de Menorca que te cuento a continuación.

 

9. DISFRUTAR DE UNA PUESTA DE SOL EN MENORCA

Además del increíble entorno del Faro de Cavallería hay otros lugares en Menorca desde los que puedes disfrutar de unas puestas de sol realmente mágicas. No te las pierdas porque son un magnífico espectáculo.

Vista de una impresionante puesta de sol sobre el mar en Menorca

Muy cerca de Ciudadela, junto a la urbanización los delfines, está el bar Sa Posta de Sol con unas vistas impresionantes sobre la costa menorquina. Disfruta en sus terrazas escalonadas de ese momento mientras disfrutas de la música chill out de fondo.

El pub Blarney Stone  junto a Cala Blanca es otro buen lugar para ver atardecer en la isla. Desde la terraza de este típico bar irlandés disfrutarás viendo el sol esconderse mientras tomas una buena cerveza.

La Cova d’en Xoroi está cerca de Cala en Porter y es un clásico para ver la puesta de sol menorquina. Es cueva natural reconvertida en un impresionante bar con vistas al mediterráneo. Tiene varias cuevas conectadas entre sí y varios miradores sobre las paredes de un acantilado. Es un lugar precioso donde habitualmente hay música en directo aunque con el inconveniente de que tienes que pagar entrada y que por su orientación no verás el sol esconderse totalmente en el horizonte porque la línea de costa te lo tapará antes de que esto suceda.

Vista de la puesta de sol en la Cova de En Xoroi, Menorca 

El Faro de Artrutx está a unos 12 kms de Ciudadela, en el suroeste de la isla. Desde aquí disfrutarás de una de las mejores puestas de sol de Menorca con la isla de Mallorca de fondo.

La playa de Son Bou es otro buen lugar para ver el atardecer pero esta vez a pie de playa. Es una de las playas más concurridas de la isla. Si quieres vivir un atardecer tranquilo camina un poco para alejarte de la zona más transitada.

El faro de punta Nati. Es el faro más cercano a Ciudadela pero si quieres ver la puesta de sol desde aquí tendrás que llegar al menos media hora antes. El parking se encuentra a 1 km del faro y caminaras primero unos 15 minutos por el último tramo de carretera,  después 10 minutos más entre las rocas. La zona está bastante expuesta al viento por lo que no está de más llevar una chaqueta. No hay bares ni restaurantes, sólo naturaleza en estado puro.

Vista del faro de Punta y su acantilado sobre el mar

El Restaurante Bahía en Santandria. Cala Santandria se encuentra apenas a 5kms al sur de Ciudadela. Este restaurante es uno de los mejores sitios donde disfrutar de los atardeceres. Suele estar muy concurrido así que te recomiendo reservar directamente para cenar y disfrutar de un cóctel mientras el sol se pone. Es fácil aparcar en las cercanías y tiene buena comida. Un lugar recomendable.

 

10. PASEAR POR PUNTA PRIMA Y  SUS ALREDEDORES

La zona de Punta Prima pertenece al municipio de San Luís y se encuentra al este de Menorca. Merece la pena acercarse una tarde a conocerlo tan sólo por las vistas a la Isla del Aire, un islote virgen con un precioso faro de 1860 que se encuentra justo enfrente.

Es una zona muy turística con varios hoteles, apartamentos y restaurantes y con una pequeña playa urbana de muy fácil acceso y cómoda para los niños. En su pequeño paseo marítimo hay varios comercios y mercadillo algunas tardes.

Pero además de su pequeña playa de arena blanca y aguas cristalinas, desde Punta Prima podrás desplazarte a otros lugares que te sorprenderán en este lado de la isla.  Por una pequeña carretera que discurre en algunos tramos junto al mar llegarás a la tranquila zona de Biniancolla.

Barco amarrado en agua cristalina en la cala de Biniancolla

Biniancolla tiene dos urbanizaciones, una del mismo nombre y la de San Gaxo. Verás chalets preciosos en primera línea con unas vistas envidiables sobre el mar.

Chalet con fachada de piedra y amplio ventanal hacia el jardín en Biniancolla, Menorca

Desde aquí puedes seguir hacia la cala de Binisafúller. Aparca arriba y baja por la rampa hacia la cala. En sus alrededores verás algunas casas preciosas con su típica puerta de madera y sus contraventanas verdes tan habituales en la isla. Su cala no es muy grande y suele ser más tranquila que otras playas. No obstante si decides visitarla durante el día ve temprano porque su parking se llena rápido. 

Cala Binisafúller con típica Casa Blanca con ventanas verdes y barcos amarrados en la puerta

Y por último, llega hasta Binidalí, una urbanización junto a la preciosa cala del mismo nombre. La cala es una maravilla con el agua transparente y el color turquesa tan característicos de Menorca. Ya verás como el paisaje de toda esta zona y la tranquilidad de sus urbanizaciones merece la pena la visita.

Hasta aquí la lista de imprescindibles de cosas que no puedes perderte en esta isla mágica. Menorca tiene mil lugares maravillosos que esperan ser descubiertos. Estoy segura de que lo disfrutarás.

 

Nota: durante la gestión del COVID-19 algunos lugares descritos en este artículo han podido sufrir modificaciones  en sus horarios y/o condiciones de aforo. Consulta las páginas de los municipios mencionados antes de tu visita.

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Manuela

    Precioso cuanto dices de la isla de Menorca . Muy completo.

Deja una respuesta

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp