Escapada a Holanda con niños

RUTA POR HOLANDA

Te propongo una escapada de cinco días al país de los tulipanes y los molinos. Muy fácil para hacerla con niños. Si estás pensando en alquilar un coche y recorrer, te animo a hacerlo. Las carreteras son excelentes, las distancias manejables y con un buen navegador llegarás a todas partes.

AMSTERDAM

ZAANSE SCHANS

EDAM

ROTTERDAM

MADURODAM

 

DÍA 1. LLEGADA AL AEROPUERTO DE AMSTERDAM

El aeropuerto de Amsterdam Schipol se encuentra a 20 kms de la ciudad. Es uno de los aeropuertos con más tráfico de Europa y cuenta con muchos servicios. Para llegar a Amsterdam puedes tomar un tren, que es lo más económico, un bus, taxi o un transfer que te lleve a tu destino.

Necesitarás tener coche para la ruta que te propongo, así que si lo has alquilado previamente lo recogerás ahí a tu llegada. Para evitar los problemas de tráfico y especialmente de aparcamiento te recomiendo evitar el centro de las ciudades y alojarte a las afueras.

Nosotros elegimos Bussum, una localidad a 20 kms de Amsterdam y a unos 35 kms del aeropuerto. Éste fue nuestro centro de operaciones en Holanda y desde el que nos movimos cada día. En aproximadamente media hora llegamos al hotel NH Jan Tabak, un hotel muy recomendable por su comodidad, ubicado en una zona tranquila, con parking y desayuno incluido. Una buena opción para alojarse.

 

DÍA 2. ZAANSE SCHANS – EDAM – VOLEDAM – MARKEN

VISITA A Zaanse Schans

Zaanse Schans es un pueblo-museo situado a unos 20 kms de Amsterdam  y a 50 kms de Bussum. Es un bonito lugar, muy curioso y muy turístico que cuenta con algunas casas, museos y varios molinos de viento que aún funcionan. Es una muestra de cómo vivían las comunidades holandesas en los siglos XVIII y XIX; una visita al aire libre de lo más entretenida para niños y adultos.

Algunos molinos pueden visitarse por dentro y podrás ver en funcionamiento las enormes ruedas que se usaban para moler el grano, las especias o los pigmentos.

Además de disfrutar de la típica arquitectura holandesa puedes visitar una fábrica de zuecos, donde a determinadas horas hacen una demostración muy amena sobre el proceso de fabricación y claro está, comprar algún par de ellos si te animas.  También podrás ver cómo elaboran algunos quesos holandeses y visitar algunas tiendas de pasteles, especias y otros productos de la zona. Y para completar el recorrido verás animales como cabras, ovejas y patos que harán las delicias de los niños.

La visita al pueblo de Zaanse Schans es muy entretenida y te llevará unas tres o cuatro horas.

La siguiente propuesta para este día es que llegues hasta el pueblo de Edam, a 22 kms de distancia y desde allí hasta Voledam y Marken.

EDAM

Edam se encuentra a orillas del lago IJsselmeer y es muy conocida por sus famosos quesos de bola. Es un lugar ideal para pasear disfrutando de sus calles y canales y descubrir sus paisajes de autentica postal.

Disfrutarás viendo sus tiendas, sus terrazas y sus casas típicas de arquitectura tradicional con jardines llenos de flores. Podrás ver también el interior de muchas de ellas, por esa curiosa costumbre que a los españoles nos llama tanto la atención de no tener cortinas en muchos ventanales.

Puedes recorrer los canales de Edam en barco o si te animas incluso alquilar una canoa. También puedes alquilar una bici y visitar pedaleando otros pueblos de la zona (como Voledam, Marken y Monnickendam) El carril bici está muy bien señalizado.

Además en Edam podrás disfrutar los  miércoles de julio y agosto de un mercado tradicional dedicado a su famosísimo queso. Desde las 10:30 de la mañana hasta las 12:30 de la noche se recrea este antiguo mercado en el centro de la ciudad.

Para planificar actividades en Edam o informarte sobre visitas guiadas por la ciudad puedes consultar la web de la oficina de turismo de Holanda (Edam) , disponible en español.

VOLEDAM

Desde Edam enseguida llegarás a Voledam, ya que son dos municipios separados por apenas tres kilómetros. Los paisajes aquí siguen siendo preciosos pero Voledam es famosa por su industria pesquera y tiene un aire mucho más marinero.

Te recomiendo pasear por la ciudad y perderte por sus calles, verás qué casitas de madera tan preciosas. Y  por supuesto, no dejes de visitar el puerto con sus barcos y sus tabernas. Si quieres reponer fuerzas haz una parada en la taberna Der Dijk, nada como una buena Heineken y unas hamburguesas para continuar camino.

Desde el puerto de Voledam salen también los tours y los ferrys para Marken, en algunos de ellos podrás llevar tu propia bici y recorrer Marken pedaleando. La tarifa del ferry es de unos 8 euros por trayecto y funciona entre las 10:30 y las 17:30 en las salidas desde Voledam. Tiene una frecuencia cada 30 o 40 minutos.

MARKEN

Maken en un pueblito encantador construido sobre una isla. En el siglo XIII fue una comunidad de monjes (un lugar muy bien escogido por su tranquilidad) y estuvo aislado hasta 1957, cuando se construyó un dique que lo une con tierra. Por ello Marken ha conservado el sello de la cultura holandesa muy fielmente. Actualmente es un lugar precioso, no tardarás más de una hora en visitarlo y merece la pena llegar hasta allí. Estate atento a los horarios para tomar el ferry de regreso.

Estoy segura de que vas a disfrutar mucho en esta ruta. Contemplar los canales, los molinos y las preciosas casitas de madera de estas localidades te va a encantar. Prepara tu cámara porque seguro que la vas a llenar de fotos.

 

DÍA 3. PASEANDO POR AMSTERDAM

Te propongo dedicar el tercer día del viaje a visitar la ciudad de Amsterdam. Como imaginarás es imposible abarcar la ciudad en un solo día. Y si vas con niños pequeños lo más probable es que no puedas disfrutar como se merece de una de las joyas de esta ciudad que son sus museos, como el museo Van Gogh, el Rijksmuseum, el Rembrandt o la casa de Ana Frank. 

Pero Amsterdam tiene mucho que ofrecerte. Dedicándole este tercer día tienes la posibilidad de decidir si quieres regresar a la ciudad (y modificar el itinerario de los días siguientes) Se trata de que adaptes la ruta a tus gustos y a tus preferencias.

 

APARCA A LAS AFUERAS DE AMSTERDAM EN UN (P+R)

Antes de continuar aquí va un consejo muy importante, olvídate del coche en Amsterdam y aparca sin duda a las afueras. Te voy a hablar de los P+R

Amsterdam es una ciudad complicada para circular por la cantidad de bicicletas que la transitan. Realmente salen a tu paso en cada cruce y en cada esquina, sin que nadie sepa muy bien por dónde han venido. De hecho, es posible que como peatón también te lleves más de un susto por este motivo.

Pero si hay algo especialmente difícil en Amsterdam, además de ser muy caro, es precisamente aparcar. No le des vueltas a esto, olvídate del coche en la ciudad y aparca en las afueras.

Hay una red de parkings muy bien organizada con paradas de tranvía en su interior que, después de estacionar, te llevarán directamente al centro. De ahí su nombre, P+R (Park and Ride) Nosotros así lo hicimos, estacionamos en P+R de Zeeburg I-II y desde allí tomamos el tranvía 26 hasta Centraal Station.

El funcionamiento de los P+R te parecerá bastante sencillo una vez lo hayas utilizado, pero has de estar muy atento y seguir bien las instrucciones para que te apliquen la tarifa plana y no te cobren la tarifa normal. En la tarifa plana pagarás 8 euros por las primeras 24 horas (y después un fijo de 1 euro cada 24 horas hasta llegar al tiempo máximo de estacionamiento, que son 96 horas) Tienes toda la información sobre su funcionamiento en la página www.iamsterdam.com/parkandride.

A tu llegada al parking coge el ticket y dirígete a la máquina expendedora para retirar los billetes del tranvía (tienes un máximo de 1 hora para hacerlo desde que aparcas y te dará hasta un máximo de 5 billetes de tranvía, para los ocupantes del vehículo) Después en la parada de transporte publico ubicada allí mismo (es muy fácil de encontrar) valida los tickets y sube al  tranvía. ¡Ojo!, guarda bien estos billetes porque tienes que utilizarlos de nuevo para volver (no sirven para moverse dentro de la ciudad)

Una vez acabes tu visita y estés de regreso en el parking, dirígete al cajero automático y no te asustes porque te dará la tarifa normal, mucho más elevada, hasta que escanees tus billetes del tranvía. Entonces sí, ya te aparecerá el importe reducido, no está nada mal! Dicho esto, continuamos…

CALLEJEANDO POR AMSTERDAM Y VISITA A UNA CASA BOTE

A nuestra llegada a Centraal Station, Amsterdam nos recibió con un día espléndido y con temperaturas más altas de lo normal. Así que a pesar de encontrarnos de frente con los numerosos barcos que hacen los tours por los canales, decidimos primero pasear y perdernos disfrutando del ambiente de la ciudad dejando el paseo en barco por los canales para la tarde.

Seguro que nada más llegar a la ciudad te llama la atención la gran cantidad de bicicletas aparcadas en las inmediaciones de la Estación. Uno puede hacerse una idea de lo popular que es este medio de transporte cuando ve un parking como el que te muestro en la foto. Debes tener cuidado porque circulan a gran velocidad y puedes ser arrollado por alguna de ellas. Créeme cuando te digo que van más rápido de lo que piensas.

Esto unido a la cantidad de coches eléctricos que circulan silenciosos y a la estrechez de algunas calles y aceras, pueden provocar más de un sobresalto en tu visita. Estate especialmente atento a los niños.

A pesar de este pequeño inconveniente Amsterdam es una ciudad increíble y muy ecológica. Sus ciudadanos están comprometidos con el desarrollo sostenible y con el diseño. Además es una ciudad bulliciosa, alegre y muy cosmopolita. Sus habitantes están acostumbrados al turismo y hablan un inglés perfecto.

Después de una primera toma de contacto te propongo una visita que a los niños les va a encantar, es el Museo de la Casa Bote, la Houseboatmuseum Prinsengracht  296 K. Una visita muy entretenida con la que podrás hacerte una idea de cómo es la vida en una casa flotante.

Se trata de un barco que abrió sus puertas a las visitas después de haber servido como vivienda hasta 1997. Abre todos los días excepto los lunes y algunos festivos y su horario es de 10:00 a 17:00. El precio de las entradas es de 4,50 euros para los adultos y 3,50 las de los niños entre 5 y 15 años. Consulta su página web www.houseboatmuseum.nl. Tiene información en español y si has decidido hacerte previamente con la tarjeta Amsterdam City Card esta visita está incluida en ella.

Pero esta casa barco no es algo aislado. Las casas bote son una auténtica forma de vida para los habitantes de Amsterdam. Hay más de 2.500 casas flotantes habitadas en la ciudad. Algunas también son alojamientos turísticos. Puedes consultar su disponibilidad en páginas como  www.booking.com  o en www.homeaway.com  Tienen agua, calefacción, electricidad y están amuebladas hasta con cierto lujo. Son más baratas que una vivienda tradicional pero tienen la pega de tener unos gastos anuales de mantenimiento elevados.

Si continuas recorriendo el barrio de Jordaan pasarás por delante de la casa de Ana Frank y verás las largas colas que siempre tienen en la puerta, verás la Westerkerk o iglesia del Oeste y estarás inmerso en una estampa de canales y casas típicas, con esas fachadas estrechas y alargadas tan características.

Las casas se diseñaron así porque antiguamente se pagaban impuestos según los metros de fachada del edificio, así que la manera que encontraron de no pagar cantidades tanto fue construyendo edificios muy estrechos con varios pisos de altura.

Estas antiguas casas le dan a la ciudad un aspecto inconfundible. Tienen grandes ventanales para aprovechar al máximo la luz solar. Si te fijas bien, verás que estas casas están inclinadas hacia delante y que tienen un gancho en la parte superior. Con este gancho a modo de polea se consiguen meter los muebles en las casas durante las mudanzas, ya que las escaleras son tan estrechas y empinadas que es imposible hacerlo por ahí.

A menudo paseando por Amsterdam verás el curioso símbolo de las tres equis. Es muy frecuente verlo en las banderas, fachadas y en parte del mobiliario urbano. Su origen no está muy claro. Algunos dicen que las equis representan los grandes desastres que ha sufrido la ciudad a lo largo de su historia; las inundaciones, los incendios y la peste. Otros lo atribuyen a los valores de la ciudad; determinación, valor y misericordia. Sea cual sea la explicación prueba a utilizarlo con los niños, se lo pasarán en grande buscándolos mientras se les olvida si se han cansado ya de caminar. 

En Amsterdam no tendrás problemas en encontrar un lugar para comer, mi recomendación es que pares en el que te cuadre durante tu recorrido para poder seguir visitando sin desviarte demasiado.

Otro punto de interés de la ciudad se encuentra en la animadísima plaza Dam y sus alrededores. Desde este lugar comenzó a construirse la ciudad y en ella destacan el Monumento Nacional, un obelisco de 22 metros de altura en honor a lo soldaos caídos en la segunda guerra mundial, la iglesia Nieuwe Kerk y el Palacio Real.

También encontrarás aquí el Museo de cera Madame Tussaud. Si nunca has visitado un museo de cera te gustará conocerlo y a los niños también. Los personajes están muy conseguidos y los escenarios donde se encuentran también. Durante nuestra visita en la plaza había instalada una noria gigante y en algunos eventos y festividades es fácil encontrarse conciertos aquí.

Muy cerca de la Plaza Dam están la Iglesia Vieja (Oude Kerk) que es el edificio más antiguo de la ciudad, el barrio rojo y el vecindario Begijnhof; un conjunto de casas sede de las beguinas, una hermandad católica femenina. Aquí, en el número 34 está la casa más antigua de Amsterdam (1346), es una de las dos únicas casas de la ciudad que aún conservan su fachada de madera.

En este vecindario se encuentra también la capilla clandestina Begijnhof, la capilla que construyeron las beguinas cuando, después de la Reforma, les fue confiscada la iglesia Engelse Kerk, la que hasta entonces había sido su lugar de culto. Exteriormente parecen dos casas contiguas pero en su interior se encuentra la capilla.

Si vas a hacer un recorrido en barco por los canales dirígete hacia Centraal Station, la mayoría de los tours salen de sus inmediaciones. La compañía See Amsterdam Canaltour es una de las que opera y funciona bastante bien. Sus precios rondan los 15 euros por adulto y unos 11 los niños y ofrece información en varios idiomas.

Amsterdam es conocida como la Venecia del Norte. Sus canales tienen una longitud total de 75 kilómetros y más de 1.000 puentes que los cruzan. Varios de ellos los verás durante tu recorrido. Las rutas navegan por varios canales (entre ellos el Herengracht, el Keizersgracht y el canal Prinsengracht) mostrándote las zonas más emblemáticas de la ciudad y llegando hasta el puerto.

Los paseos en barco son muy buena idea cuando viajas con niño; además de mostrarte la ciudad desde otra perspectiva, son muy relajantes y te dan la oportunidad de descansar mientras haces la visita desde el agua.

Amsterdam es una ciudad preciosa y con un ambiente alegre y divertido. Tiene mil rincones para descubrir y mucho que ofrecer al visitante.

Si viajas en pareja o con amigos no vas a tener tiempo de aburrirte, podrás aprovechar para ver sus interesantísimos museos, conocer los coffe shops, su barrio rojo y algunas otras actividades que con niños no son tan accesibles. No lo dudes, lo pasarás bien porque esta ciudad da para mucho. 

DÍA 4. PUERTO DE ROTTERDAM – MADURODAM – DELFT

Nuevo día, nueva excursión. Hoy te propongo Rotterdam para visitar uno de los puertos más grandes del mundo. Después te descubriré una bonita ciudad universitaria y uno de los momentos más entrañables de este viaje, Madurodam, un parque de construcciones  holandesas en miniatura que no puedes dejar de ver!

La distancia entre Bussum y Rotterdam es de 85  kms y 78 kms desde Amsterdam, así que en menos de una hora estarás allí. Rotterdam no es una de las ciudades más bonitas de Holanda, tiene un carácter eminentemente industrial, pero actualmente es un destino de moda para las compras y tiene algunas curiosidades arquitectónicas para estudiar.

Para conocer su impresionante puerto, lo mejor es hacer el recorrido en barco. La compañía Spido hace esta ruta y debes dirigirte a hasta Willemsplein 85 en el mismo puerto para comprar los tickets. La duración del tour es de 75 minutos y recorre los astilleros y muelles del puerto. El precio para los adultos es de 12 euros y 7 para los niños.

El barco tiene varios pisos, es bastante moderno y ofrece explicaciones por megafonía en inglés, holandés y alemán. Hay venta de snacks y bebidas a bordo.

Durante el recorrido puedes ver parte del skyline de la ciudad, con sus modernos edificios y puentes. También verás infinidad de contenedores y grúas gigantescas y las sedes de algunas compañías como la de Holland America Line, transformada hoy en el hotel New York. 

El tour en barco por el puerto dura una hora y cuarto; es otra oportunidad para hacer turismo y conocer mientras vas descansando.

Toma Nota, Si no estás interesado en conocer el puerto de Rotterdam puedes dedicar la mañana a conocer La Haya, la verás anunciada como Den Haag. Es la tercera ciudad más grande de Holanda, la sede del Parlamento Holandés y tiene además de bonitas playas muchas cosas que ver dentro de la ciudad. 

VISITA A MADURODAM

A 28 kilometros de Rotterdam se encuentra Madurodam, un increíble parque que alberga los edificios más representativos de Holanda hechos en miniatura.

El parque es muy bonito y sus construcciones son sencillamente increíbles. Están hechas con tal detalle que resulta difícil de creer. Los edificios, las personas, todo está aquí representado de una forma increíblemente realista. Muchos de los edificios tienen iluminación interior, farolas en su exterior, arbolitos jardines y multitud de personas en distintas situaciones.

Podrás ver el puerto de Rotterdam, el aeropuerto de Amsterdam, las iglesias, la plaza del Dam y un largo etcétera de edificios a una escala 25 veces inferior a lo que son en realidad.

La entrada cuesta cuesta 17,50 euros y para los niños hasta dos años la entrada es gratuita. Si lo compras en su web tienes 2 euros de descuento y te ahorrarás el tener que pasar por la taquilla. Además tienes la opción de comprar el ticket familiar. Echa un ojo a su página web www.madurodam.nl y consulta sus tarifas y  horarios.

Te recomiendo no perderte esta visita.  Calcula al menos dos horas para disfrutarla. Los niños y los mayores lo pasarán en grande, ¡no te pierdas este lugar!

DELFT

Delft es una pequeña ciudad de cuento, surcada por canales cubiertos por nenúfares, con preciosas casitas y restaurantes muy románticos y acogedores.

Es una ciudad universitaria muy animada, de donde nos costó salir por la cantidad de locales concurridos que invitaban a quedarse; terrazas con estufas llenas de gente y música en vivo deleitando a todo el que se quisiera sentar. 

Delft se encuentra a 20 kms de distancia de Madurodam, a 15 kms de la Haya y a  60 de Amsterdam, por lo que siguiendo este recorrido enseguida llegarás. 

Delft puede recorrerse perfectamente a pie. Tendrás que dejar el coche a las afueras pero las distancias son muy manejables. Pasea por su plaza medieval con el edificio del Ayuntamiento y la Iglesia Nueva, la torre de su campanario es una de las más altas del país, y piérdete por sus calles aledañas.

En Delft hay algunos hoteles con encanto donde alojarte unos días y también bastante comercio. Hay muchas tiendas donde venden queso de todo tipo y si te interesa la cerámica estás de suerte en esta ciudad porque aquí están algunas de las fábricas de su famosa cerámica azul,  que suelen organizar visitas guiadas a sus instalaciones. 

Pero seguramente el día de más actividad comercial en Delft es el jueves, el día del mercado. En la plaza del Ayuntamiento (llamada De Markt, Plaza del Mercado) más de un centenar de puestos ofrecen su mercancía a locales y a los turistas. Venden comida además de otros muchos artículos. Y a cinco minutos, en el Brabantse Turfmarkt ese mismo día tiene lugar el mercado de las flores.

Sea como sea, tanto de día como de noche y en cualquier época del año, Delft merece una parada en el camino.

DÍA 5. LAREN -NAARDEN

Para la última jornada en Holanda te propongo explorar los alrededores de Bussum. Hay pueblos bonitos y muy tranquilos a corta distancia. Esto te permitirá hacer el check-out del hotel y conocer otros lugares sin alejarte mucho y te dará ese margen que necesitas para llegar al aeropuerto, devolver el coche de alquiler y hacer todos los trámites.

LAREN

Laren está a apenas 8 kms de Bussum y es un lugar que rebosa tranquilidad. Está rodeado de naturaleza y es una buena zona para pasear y practicar senderismo. Cuenta con muchos caminos para ir en bici y puedes alquilar las bicicletas allí mismo.

Tiene una enorme iglesia rodeada por árboles muy frondosos y una zona residencial de grandes chalets con jardines muy bien cuidados. Además tiendas, panadería, supermercado y terrazas muy agradables donde sentarse a tomar algo.

 

NAARDEN

Naarden está a 3 kilómetros de Bussum. Es un pequeño pueblo que tiene la curiosidad de estar amurallado en forma de estrella. Es uno de los pueblos fortificados mejor conservados de Europa. Su centro histórico está rodeado por el foso y puede recorrerse andando. Allí está la Grote Kerk, una iglesia gótica del siglo XV.

La fortaleza de Naarden se construyó en el siglo XIV y la historia de esta fortificación se conserva en el museo Vesting, que está en una de las puntas de la estrella. A través de este museo se accede al tejado del fuerte desde donde hay unas vistas excelentes sobre el agua y sus puentes.

 

 

En Naarden puedes aparcar en alguna de sus callecitas y dedicarte a pasear por sus recorrer calles empedradas. Tiene tiendas con mucho estilo, buenos restaurantes y muchas terrazas agradables donde sentarse a degustar una buena cerveza o una copa de vino.

Hasta aquí el recorrido por Holanda. Estoy segura de que disfrutarás tu escapada y te quedarás con ganas de regresar.

Si te ha gustado no dudes en compartirlo en redes. 

Nota: durante la gestión del Covid-19 los horarios y condiciones de visita mencionados en este artículo han podido variar. Consulta las páginas de turismo de Holanda y las ciudades mencionadas para conocer las últimas recomendaciones sobre horarios y seguridad.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Toni

    Viaje espectacular. Que bien redactado y explicado. Me has hecho viajar hasta allí.
    Muchas gracias.
    Espero ansioso el siguiente viaje.

    1. Carmen H

      Muchas gracias por tus palabras! Holanda es un destino perfecto para escaparse, tanto si vas con familia o con amigos lo pasarás genial!

Deja una respuesta

Información Básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Carmen Hernández Romera
Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto.
Legitimación: Consentimiento. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@comolasmaletas.com indicando en el asunto “Protección de datos” así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: En https://www.comolasmaletas.com/politica-de-privacidad/ encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal ,incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp