Bienvenidos a Marbella

MARBELLA es una pequeña ciudad bañada por el mar Mediterráneo. Se encuentra en la provincia de Málaga, en la conocida Costa del Sol y durante años ha sido un destino asociado al glamour, el lujo y la exclusividad reservada sólo para unos pocos.

El emblemático Puerto Banús ha servido durante años de base estival para los yates de las fortunas más prestigiosas del mundo y sus fiestas fueron portadas de las revistas de sociedad durante décadas.

Marbella tiene 28 kilómetros de costa, desde Calahonda a Guadalmina, una excelente oferta de alojamiento, buena gastronomía, playas, deportes naúticos y excelentes campos de golf donde practicar este deporte.

Además su excelente enclave entre la Sierra Blanca y el mar le proporciona una envidiable temperatura durante todo el año, algo más suaves que las de sus vecinas Estepona, Mijas Costa y Fuengirola.

Paseo Alameda Marbella

Pero antes de comenzar a ser un destino de moda y recibir turistas de todas partes del mundo, de competir con la Costa Azul francesa y con otros destinos muy exclusivos, Marbella fue un pequeño pueblo de pescadores, aún por descubrir. Pervivió así hasta los años cincuenta y su centro histórico nunca ha perdido su sabor típicamente andaluz.

Macetas azules con geranios blanco en Marbella

Este pueblo blanco, con influencias árabes y romanas, con plazas y capillas cuidadas con esmero y llenas de historia es la Marbella que pasa muchas veces desconocida para el visitante y es la que hoy te traigo y que no te debes perder.

QUÉ VER EN EL CENTRO HISTÓRICO DE MARBELLA

Recorrer el centro histórico de Marbella es perderse por sus calles sin rumbo fijo, dejándose sorprender aquí y allá por muchos lugares increíbles.

El paseo puede tomarte alrededor de una hora. Te invito a relajarte y a disfrutar de las hermosas calles que irán saliendo a tu paso. 

Sin duda el eje neurálgico de la histórica ciudad de Marbella se encuentra en la Plaza de los Naranjos, una preciosa plaza de finales del siglo XV donde se encuentran el Ayuntamiento, la Ermita de Santiago y la antigua Casa del Corregidor. Éste es un buen lugar para iniciar tu recorrido.

Fachada blanca del ayuntamiento de Marbella

La Plaza de los Naranjos suele estar muy animada a casi cualquier hora del día, con restaurantes y terrazas a la sombra de los naranjos que le dan su nombre y que en primavera la perfuman con un intenso olor a azahar. Su centro está empedrado y rodeado de hermosas plantas.

Empedrado de Marbella con dibujos vegetales

La plaza es lugar de paso y encuentro para locales y turistas. Aquí se encuentra la famosa churrería Ramón, conocida por su riquísimo chocolate con churros y sus batidos artesanos. Disfrutarás de un trato amable y de la excelente calidad de sus churros si te decides a visitarla. Además verás cafeterías y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía y algunas boutiques en las que curiosear.

Plaza de los Naranjos de Marbella con fachadas blancas y vegetación

También en esta plaza está una de las cuatro oficinas de información turística de Marbella. Las otras las encontrarás en su Paseo Marítimo en la Glorieta de la Fontanilla, en San Pedro de Alcántara y en Puerto Banús. Abren de 9:00 a 20:30 horas y podrás hacerte con un plano para orientarte en tu recorrido. 

En los alrededores de la plaza la calles te invitan a perderte y paseando de aquí para allá encontrarás lugares de singular belleza. Uno de ellos es la Plaza de la Iglesia donde se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, la iglesia principal de Marbella y para los marbellíes su catedral. También aquí encontrarás parte de la muralla que pertenecía al castillo.

Fachada blanca De la Iglesia de la Encarnación en Marbella

Tiene un exterior impecable con una portada de piedra de estilo Rococó que contrasta sobre su fachada blanca y un bonito interior con un impresionante retablo de estilo Barroco. En el centro verás la imagen de San Bernabé, que es el patrón de la ciudad. En su honor se celebran las Fiestas y la Feria de Marbella alrededor del 11 de junio. 

Otro de los preciosos rincones de esta ciudad se encuentra al final de la calle Ancha es y es la Plaza del Santo Cristo donde está la ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz y también el Tablao de Ana María, un famoso lugar al que han acudido durante décadas muchas personalidades a disfrutar del buen flamenco.

Plaza con Iglesia del Santo Cristo y fachada color alero del Tablao Ana María

Verás que la misma calle Ancha es en sí una maravilla. Como muchos otros lugares de este centro histórico, está llena de bonitas terrazas y en la subida por ella descubrirás algunos callejones que salen a ambos lados y son de auténtica postal.

La calle Ancha de Marbella con bares con terrazas en las aceras

En realidad, son tantos sus rincones emblemáticos y llenos de encanto que sería imposible enumerarlos todos como la Plaza Altamirano, la Plaza Puente de Ronda, la Plaza José Palomo… Todo el paseo es un sorprendente hallazgo.

Tanto en el ambiente relajado de la mañana, como con la algarabía de los restaurantes en la tarde y la noche, callejones, ermitas y plazas llenas de vida salen a tu encuentro…todo es un regalo para la vista.

La Plaza de Ronda con sus terrazas en Marbella

En varios puntos del paseo verás algunas  frases escritas las fachadas, entre ellas en la del Ayuntamiento. Son citas de varios autores y hacen referencia a una tradición muy arraigada en Marbella que es el Carnaval.

Estas líneas poéticas conforman el “mapa del 3 x 4” en referencia al propio ritmo del carnaval  y son una iniciativa reciente de la ciudad. Eso junto con las macetas azules que adornan algunas de sus calles le da un toque difícil de igualar.

Macetas y frases escritas en calle de Marbella

Quizá también te sorprenda encontrarte hornacinas de vírgenes y santos a lo largo de tu recorrido.  La de la Virgen de los Dolores es una de estas hornacinas que a raíz de la Reconquista y de la expulsión de los árabes de la ciudad se colocaron como a modo de bendición y del símbolo del cristianismo.

Hornacina Virgen de los Dolores en una calle de Marbella

Los habitantes las colocaban en sus casas y balcones cerca de la muralla y de los puntos de entrada a la ciudad para su protección. Ésta en concreto se encuentra en el lugar donde la muralla y la alcazaba se unían.

Te recomiendo el paseo por el centro histórico a cualquier hora del día, pero si lo haces por la tarde quédate a cenar en alguno de sus bares o restaurantes.

La calle San Lázaro junto con las calles Ancha y Peral son buenos lugares para tapear. Además Marbella tiene restaurantes muy conocidos por su calidad como el restaurante La Pesquera, el Café Flore, Tempora, Casanis Bistrot, el Mía Café o la Bodeguita El Torero, entre otros…

Calle de Marbella con Café Flore a la derecha Marbella

Y para caminar un poco más, antes de la cena te recomiendo acercarte hasta el mar. En menos de diez minutos estarás en el Paseo Marítimo con vistas a la playa,  al mar Mediterráneo y al Puerto Deportivo de Marbella.

En el camino atravesarás dos bonitos lugares. Uno de ellos es el Paseo de la Alameda, lo encontrarás apenas cruces la Avenida Ramón y Cajal.

Es un precioso parque con solera, un pequeño oasis en la ciudad y sede de múltiples ferias, eventos y mercadillos a lo largo del año. Con una bonita decoración en Navidad y las procesiones pasando en Semana Santa, el Paseo de la Alameda es parte activa de la vida marbellí.

Paseo de la alameda con arboles frondosos y pequeña casita en Marbella

Tiene una hermosa fuente que lo corona, dedicada a la Virgen del Rocío y decorada con cerámicas que hacen alusión al Camino, a la Virgen y a esta famosa Romería. En las noches se ilumina con un juego de luces y le da un toque alegre y muy refrescante.

Fuente Virgen del Rocio en Paseo Alameda Marbella

Su frondosa vegetación con enormes ficus lo convierte en un lugar muy fresco donde sentarse a leer o a descansar. Tiene un pequeño kiosko y una terraza donde tomar algo. Inicialmente ocupaba una extensión mucho más grande, pero la demanda de suelo le fue quitando terreno hasta las pequeñas dimensiones de hoy en día. Aún así es un lugar muy emblemático y querido para el ciudadano de Marbella.

Otra de las maravillas de este parque son sus bancos de cerámica con azulejos que representan escenas de Andalucía. Con mucho colorido y distintas escenas invitan a sentarse a descansar del calor del verano.

Banco de ceramica Paseo de Alameda Marbella

Desde el parque enseguida divisarás la Avenida del Mar, el segundo lugar del que te hablaba. Esta avenida era en su día parte del frondoso Paseo de la Alameda, pero desde los años 90 es una avenida peatonal. 

Está flanqueada por bloques de viviendas a los lados, pérgolas con vegetación y bancos donde sentarse. Bajo su suelo de mármol hay un parking subterráneo, legados de la expansión urbanística.

Avenida del Mar Marbella

En su centro una sucesión de esculturas atribuidas a Salvador Dalí sorprenden al visitante. Diez esculturas en total que hacen de este lugar un auténtico museo al aire libre no exento de polémica, ya que la fundación Gala – Salvador Dalí nunca certificó el  origen de estas esculturas adquiridas cuando Jesús Gil era alcalde de la ciudad, ¡quién sabe!…

Esculturas de Dali en Avenida del Mar Marbella

A los pies de esta avenida se encuentra el Paseo Marítimo de Marbella, una gran avenida con palmeras que discurre junto al mar. El paseo tiene 9 kilómetros de longitud y desde él puedes llegar caminando hasta el vecino municipio de San Pedro de Alcántara.

La playa de Marbella cuenta con varios chiringuitos y Beach Clubs donde pasar el día, abiertos tantos para comer como para cenar, con servicio de hamacas, tumbonas, restaurantes y en algunos casos también piscina muy cerca del mar. 

Restaurante Beach Club Soleo en la Playa de Marbella

En seguida desde este paseo divisarás el Puerto Deportivo de Marbella, otro lugar que merece la pena conocer en algún momento de éste o de próximos atardeceres. 

Espero que hayas disfrutado del recorrido. El centro histórico de Marbella es un increíble lugar que pasa muchas veces desapercibido a los visitantes. Una auténtica joya que merece la pena disfrutar. Si te ha gustado compártelo en redes sociales. 

Nota. Durante la gestión de la pandemia provocada por el Covid-19 algunos de los lugares mencionados en este artículo han podido sufrir variaciones en aforos y horarios. Para más información consulta la web de la oficina de turismo de Marbella

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Izaskun

    ¡Muy chulo el enfoque! Tendré que volver, porque de la última vez que estuve sólo recuerdo el tumulto de Puerto Banús.
    ¡Enhorabuena por el post!

    Feliz verano

    1. Carmen H

      ¡Muchas gracias por tu comentario! El centro histórico pasa muchas veces desapercibido y es un sitio que vale la pena conocer…¡Feliz Verano para tí también!

Deja una respuesta

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp