CANADÁ. DE MONTREAL A TADOUSSAC

Comenzamos la segunda parte de este recorrido por Canadá dirigiéndonos desde el divertido Parque Omega hacia Montreal, una animada ciudad universitaria que cuenta con bellísimos Parques Naturales en sus alrededores, como el el Parque Nacional de Mont Tremblant, que no puedes dejar de visitar.

Después pondremos rumbo a Tadoussac, el lugar más alejado de nuestro viaje y otro de los puntos estrella para los niños, por ser un excelente lugar para el avistamiento de ballenas y mamíferos marinos. Y terminaremos en la preciosa ciudad de Quebec y sus alrededores, lo que nos llevará al final de nuestra aventura y a nuestro regreso a casa. ¿Estás listo?

MONTREAL

P.N. MONT TREMBLANT

TADOUSSAC

QUEBEC

P.N JACQUES CARTIER

UN RECORDATORIO SOBRE NUESTRO ROAD TRIP CANADIENSE

Para recordar dónde nos encontramos, puedes situarte al final de la tercera etapa, justo al terminar la visita al Parque Omega:

  1. TORONTO (4 noches) • (260 kms – Cataratas del Niágara)
  2. MIL ISLAS – GANANOQUE (1 noche) • (260 kilómetros)
  3. OTAWA (2 noches) • (170 kilómetros) – PARQUE OMEGA
  4. MONTREAL (3 noches) • (200 kilómetros)
  5. TADOUSSAC (2 noches) • (470 kilómetros)
  6. QUEBEC (4 noches) • (215 kilómetros) • (275 kms aeropuerto de Montreal)

MONTREAL Y EL PARQUE NATURAL MONT TREMBLANT

Después de una divertida jornada alimentando a los animales iniciamos la cuarta etapa de nuestro recorrido por la costa este canadiense poniendo rumbo a Montreal, ciudad de la que nos separan 130 kilómetros

Indicadores de dirección Montreal Canadá

Te recomiendo pasar tres noches en Montreal para descansar, visitar la ciudad y conocer el precioso Parque Nacional Mont Tremblant donde disfrutarás de la naturaleza a tope. Puede que hasta tengas tiempo de visitar los Premium Outlets, que están a menos de cincuenta kilómetros de la ciudad (aunque, vaya, esto quizás no debía haberlo mencionado)…

Montreal es la segunda ciudad más grande de Canadá, pertenece a la provincia de Quebec y su idioma oficial es el francés (ya habrás notado de sobra el cambio de idioma desde que saliste de Ottawa…)

La ciudad se asienta sobre una gran isla en el río San Lorenzo, está rodeada por grandes zonas verdes y tiene mucha población universitaria, así que es una ciudad muy animada y multicultural.

La influencia francesa que apreciarás en el casco antiguo  (Vieux Montreal) mezclada con el toque americano de su downtown la convierten en una ciudad bastante curiosa. 

Influencia francesa en el Mercado Bonsecours Montreal

Puedes comenzar tu visita subiendo a Mount Royal, la colina que está situada en el centro de la ciudad. Es un enorme parque con zonas verdes, senderos por los que perderse y un bonito lago, el de Los Castores, donde la gente suele sentarse a descansar o a hacer picnic. Seguro que te cruzas con alguna ardilla y varias especies de aves diferentes. 

Vista del Lago de los Castores en Mount Royal Montreal

Desde el mirador del Chalet de Mount Royal, tendrás una buena panorámica de la ciudad.  Y en este punto encontrarás también una tienda de souvenirs, aseos y cafetería. 

Vista de Montreal desde Mount Royal

Desde Mount Royal puedes desplazarte a la parte antigua de la ciudad, la Vieux Montreal, para deambular por sus calles y visitar la Basílica de Notre-Dame que está en la Plaza de Armas. Su interior de bóvedas azules decoradas con estrellas es una preciosidad.

Aquí también está el edificio más antiguo de la ciudad, el New York Life, que en 1888 fue el primer rascacielos con ocho pisos de altura… Frente a él los coches de caballos esperan en una icónica imagen de postal para pasear a los turistas.

Coches de caballos en la Plaza de Armas de Montreal

Te recomiendo llegar hasta el Ayuntamiento, a la animada Plaza de Jacques-Cartier y darte una vuelta por la Rue Saint-Paul, la calle más antigua de la ciudad llena de restaurantes, boutiques y galerías. 

A última hora de la tarde puedes acercarte al Puerto Antiguo, el Vieux Port, que tiene bonitas vistas sobre el río además de un montón de terrazas, atracciones y mercadillos para todos los gustos. Si subes a su famosa noria verás cómo a medida que anochece, la ciudad comienza a iluminarse desde las alturas.

Noria en el puerto antiguo de Montreal

Como dato curioso te diré que Montreal, al igual que Toronto, cuenta con un sistema subterráneo de galerías por las que desplazarse durante los meses de invierno. La verás indicada como RÈSO y son 33 kilómetros de túneles con centros comerciales, hoteles y restaurantes. Puedes acceder a ella desde algunas estaciones de metro y desde más de 200 puntos del exterior de la ciudad…

EL PARQUE NACIONAL MONT TREMBLANT

A 140 kilómetros de Montreal se encuentra este inmenso Parque Nacional, uno de los más antiguos del país y  una excelente opción para desconectar del ajetreo y perderse en el bosque. A estas alturas del viaje es posible que estés cautivado por el contacto con la naturaleza en Canadá, tanto que quisieras dedicar el resto del tiempo a recorrer el país de parque en parque, ¿verdad?

Carretera entre arboles y naturaleza en Canada

Te sugiero comenzar la visita dirigiéndote al Centro de Visitantes Centre de Decouverte. Allí te informarán sobre las rutas y actividades disponibles. Algunas de ellas salen desde sus inmediaciones y son caminatas de dos o tres horas, sencillas para hacerlas con niños. Puedes comenzar por La Chute du Diable y en media hora te encontrarás ante esta impresionante cascada.

La Cascada del Diablo en Parque Nacional Mont Tremblant Canadá

Después puedes continuar por el sendero de la Roche, de 4,8 kilómetros, que junto con la Coulée y la Corniche forman un sendero circular más largo (de 8,2 kms en total) Por el de la Roche tardarás alrededor de una hora en llegar a este mirador y aunque el sendero tiene cierto desnivel es bastante fácil. ¡Dime si las vistas no son una maravillosas!…

Mirador de la Roche en el Parque Nacional Mont Tremblant Canadá

Ademas de disfrutar de los paisajes, en el parque puedes alquilar kayaks, canoas, pescar, bañarte, hacer vías ferratas y también pasar la noche. Es un lugar tan bonito que cuando acabe el día no querrás marcharte…

Si prefieres alojarte aquí en vez de en la ciudad, en Mont Tremblant es posible acampar con tienda propia o reservar en alguno de los alojamientos del parque que ofrece cabañas, yurtas, albergues e incluso complejos vacacionales con un montón de instalaciones. Consulta todas posibilidades en la página del parque y si lo tuyo es la naturaleza no lo dudes… 

TADOUSSAC Y LAS BALLENAS

Llegamos aquí a la quinta etapa del viaje. Hoy nos espera la ruta más larga del recorrido, 470 kilómetros para llegar hasta Tadoussac… Si a estas alturas tienes la sensación de haber estado en varios países diferentes…aquí tienes uno más.  

Vista del hotel Tadoussac en Canadá

Tadoussac es una pequeña aldea en la confluencia de dos ríos, el Saguenay y el San Lorenzo, a la que se llega por una carretera que a medida que se acerca a la costa se hace más bonita. Desde Montreal tardarás cinco horas y media.

El último trayecto se hace en un ferry gratuito, que en apenas diez minutos te dejará en la otra orilla del fiordo, toda una aventura para los niños.

Ferry a Tadoussac cruzando el fiordo Saguenay, Canadá

Tadoussac es un lugar pequeño pero muy turístico, con buena oferta de alojamiento y donde no te será difícil encontrar buenos restaurantes para comer. Es famoso por ser uno de los mejores puntos de avistamiento de ballenas y otros mamíferos marinos, que desde el mes de mayo hasta octubre acuden a alimentarse frente a sus costas.

Avistamiento de ballenas en Tadoussac Canadá

La mezcla de agua salada que arrastra el río San Lorenzo con el agua dulce del fiordo Saguenay crea unas condiciones idóneas para que el zooplacton prolifere, así que las ballenas y otras especies como orcas, belugas, focas, marsopas y delfines vienen a este punto para darse un auténtico festín.

Focas en el río San Lorenzo Tadoussac

La principal actividad en Tadoussac es la salida en barco para localizarlas. A los pequeños les encantará y viviréis un día de lo más emocionante.

Hay varias compañías que hacen estas excursiones, ya sea en barco grande (la mejor opción  si vas con niños) o en una lancha rápida. En ambos vivirás una experiencia increíbleLa compañía AML nos resultó una empresa seria y muy recomendable.

Lleva ropa de abrigo, ya que en cualquier época del año puede hacer bastante frío y si tienes prismáticos prepáralos también…¡listos para la aventura!…

Lanchas rápidas en Tadoussac

En Tadoussac además puedes dar hermosos paseos y observar muchas especies de aves migratorias, visitar el Centro de Interpretación de Mamíferos Marinos o llegar hasta su playa y darte un baño (si aguantas las bajas temperaturas) Permanece atento mientras paseas por la orilla, a veces los animales que se acercan mucho a la costa…

Después de tantos kilómetros quizá prefieras pasar dos noches aquí. Hay algunos hoteles muy coquetos en los que querrás quedarte y alrededores preciosos para emplear un día más, como las rutas del Mirador del Fiordo y la de los Salmones que tienen su inicio adentrándose mas arriba partiendo desde Petit-Saguenay.

LA CIUDAD DE QUEBEC Y SUS ALREDEDORES

La encantadora ciudad de Quebec y sus alrededores son la última etapa de este viaje. Volvemos sobre nuestros pasos deshaciendo camino y recorreremos 215 kilómetros hasta nuestro destino.

Calle de Quebec

Quebec es una preciosa ciudad amurallada, muy bien conservada y con un aire un tanto parisino. Está dividida en dos partes; la parte alta o Haute Ville y la Basse Ville, que es la parte más baja de la ciudad. Puedes llegar de una a otra por unas escaleras o mediante un funicular desde la Terrace Dufferin. Todo el centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985. 

Edificio del Ayuntamiento en la Haute Ville Quebec

Te recomiendo acercarte al Centro de información Turística de Quebec, situado en la Rue Saint Anne, junto a la Plaza de Armas. Allí además de hacerte con un plano, puedes informarte sobre tours por la ciudad y otras actividades en los alrededores. Te atenderán con amabilidad, tienen servicio de cambio de moneda y baños a disposición de los turistas. No tienen muchos folletos en español pero su página web está traducida y puedes consultarla  en este enlace. 

Una vez te hayas situado, déjate llevar por las famosas calles de la Haute Ville, la Rue de Saint-Louis y Saint-Jean, la catedral de Notre Dame, la place des Touranges, el Museo de las Ursulinas… enseguida tendrás la sensación de estar paseando por una ciudad de Francia.

Centro de información turística en Rue Sainte Anne de Quebec Canada

En esta parte de la ciudad está el espectacular  Hotel Chateau Frontenac, un hotel de lujo que ostenta el título de ser el más fotografiado del mundo (aunque esto sea difícil de comprobar) Con forma de castillo, aunque nunca lo fue, se inauguró en 1893 y se pueden realizar visitas guiadas por su interior.

Fachada del hotel Frontenac de Quebec

Junto a él está la Terrase Dufferin, un paseo de madera desde el que tendrás excelentes vistas del río San Lorenzo y la zona de Levis, la población que está enfrente y a la que se puede llegar en ferry. Si lo tomas al atardecer tendrás el privilegio de ver la luz tan mágica con la que anochece en la ciudad.

Vista de la Terrace Dufferin Quebec

En La terraza Dufferin verás las escaleras y el funicular que te dan acceso a la zona de la Basse Ville, un entramado de calles encantadoras. Su calle más transitada es, sin duda, Pettite Champlain y está llena de tiendas preciosas y restaurantes donde vas a querer sentarte.

En la Place Royal encontrarás la Iglesia de Notre Dame Des Victories Churc, que es la más antigua de la ciudad  y junto a ella el famoso Mural of Quebecers que representa 400 años de historia. Pero esta no es la única pintura que llamará tu atención. Al final de la calle Petite Champlain encontrarás este otro precioso mural conocido como Fresque du Petite Champlain.

Mural Fresque du Petite Champlain de Quebec

El alojamiento en la ciudad de Quebec no es precisamente barato, ni el aparcamiento es tarea sencilla. Como alternativa a los hoteles del centro histórico puedes buscar en zonas como Sainte-Foy y tomar el transporte público hasta el centro o llevar tu coche hasta algún parking de la ciudad. El  estacionamiento con tarifa plana puede rondar los 19$ CAD diarios, pero no lo dudes, en Quebec lo mejor es moverse a pie. 

LOS ALREDEDORES DE QUEBEC

En los alrededores de Quebec hay varias cosas interesantes que hacer. Para mí sin duda lo mejor es disfrutar de los parques naturales, como el Parque Nacional Jacques-Cartier pero si tienes tiempo quizá quieras conocer algunos lugares curiosos que están cerca de la ciudad.

LA BASÍLICA DE SAINTE ANNE DE BEAUPRÉ

Esta basílica se encuentra a sólo 30 kilómetros y es un lugar muy visitado por los turistas, que suelen combinar esta excursión con la visita a las cataratas Montmorency en la misma jornada. Tú puedes hacer las visitas por tu cuenta sin ningún problema.

En menos de 20 minutos llegarás desde Quebec a este santuario. Se trata de un centro católico muy importante al que peregrinan más de medio millón de personas cada año. Hay misas diarias y también visitas guiadas que puedes seguir.

La iglesia es imponente y si su exterior es majestuoso, su interior no lo es menos. Posee un sin fín de magníficas vidrieras, bóvedas y cúpulas con increíbles mosaicos.

Mosaicos y Vidrieras del Santuario Sainte Anne de Beaupré en Quebec

Bajo la iglesia principal, se encuentra otra iglesia subterránea bastante más sobria aunque de las mismas dimensiones, salvo por la altura. En Sainte Anne de Beaupré encontrarás una réplica de la Piedad de Miguel Angel y también de la escalinata que subió Jesus para presentarse ante Pilatos.

Replica de la Piedad de Miguel Angel en la Basilica Sainte Anne Beaupre Quebec 

LAS CATARATAS DE MONTMORENCY

A tan sólo 15 kilómetros de Quebec se encuentra esta imporesionante catarata de 83 metros de alto. Después de visitar la basílica de Saint Anne de Beaupré, te recomiendo parar a verla.

Catarata Montmornecy en los alrededores de Quebec

Para visitar Montmorency puedes estacionar en alguno de los dos parkings de pago habilitados; uno lo encontrarás en la parte alta de la catarata y otro en su base. La tarifa es de 12$ CAD, aunque hay alguna zona donde puedes aparcar gratis que enseguida te cuento.

Para desplazarte de una zona a otra puedes ir caminando, subiendo a veces tramos de escaleras o tomar un teleférico. Desde el puente colgante tendrás unas increíbles vistas de la caída del agua, el  caudal que lleva es impresionante.

Puente colgante en la catarata Montmorency de Quebec

Nosotros visitamos la parte alta y seguimos el consejo de algunos foros para estacionar gratis, ya que no íbamos a detenernos mucho tiempo. Dirígete con el navegador a Avenue Royale, Ville de Québec, 2567, QC G1C 1S3 y llegarás a la gasolinera Couche-Tard en una zona residencial muy cercana al parque. Aquí puedes dejar cómodamente el coche y con tan sólo cruzar la calle en seguida estarás sobre el puente colgante maravillado por el agua.

Si después de tu visita aún te queda tiempo, puedes cruzar a la isla de Orleans tomando el puente Beauport. Esto te llevará al Quebec más rural. Verás algunas granjas y pequeñas poblaciones donde se cultivan frutas y verduras que a veces venden junto a la carretera. También puedes ver viñedos y es que aquí se producen algunos vinos de la región que puedes pararte a degustar.

EL PARQUE NACIONAL JACQUES CARTIER

Y por supuesto, no podemos marcharnos de Canadá sin dedicar esta última jornada a otro de sus emblemáticos parques. A tan sólo 25 kilómetros de Quebec se encuentra el Parque Nacional Jacques Cartier. Un hermoso parque con preciosos paisajes y muy visitado por su cercanía a la ciudad.

Paisajes en el Parque Nacional Jacques Cartier Canada

Aquí puedes pasar un día fantástico haciendo trekking, kayak, padel surf montar en bici o bajar el río en una especie de flotador gigante. Además tienes la posibilidad de pasar la noche acampando en tu propia tienda o en una de las cabañas del parque.

En el km.3 encontrarás uno de los puntos de alquiler de equipos. Esta es una zona de aguas tranquilas donde puedes hacer Padel surf o remar en una canoa disfrutando de la paz del paisaje.

Canoas en el Parque Nacional Jacques Cartier

Si estás interesado en hacer ráfting, dirígete directamente al kilómetro 10, al centro de Visitantes. Aquí te informarán de las rutas y te proporcionarán el equipo. No olvides el bañador, los escarpines y una toalla. Quizá también te venga bien una camiseta para debajo del neopreno. Ellos mismos te llevan al punto de inicio que hayas elegido en un jeep que va remolcando los kayaks y con los guías vestidos de guardabosques al más puro estilo americano.

Una vez de regreso de tu excursión por los rápidos podrás quitarte el traje, cambiarte de ropa y disfrutar de un café con vistas al lago. Un broche de oro para la estancia en un país del que vas a llevarte muy buenos recuerdos y seguro que también un montón de fotografías. 

Vistas del Lago desde el Centro de Visitantes PN Jacques Cartier Canada

Espero que hayas disfrutado de este road trip por el país de los bosques y los lagos. Después de haber recorrido unos cuantos kilómetros y conocido las ciudades más importantes, ¿no volverías para perderte en una de esas cabañas accesibles sólo por canoa que se en sus parques, al más puro estilo del oso Yogui…

Nota.- Durante la gestión de la pandemia provocada por el Covid-19, los lugares y actividades descritos en este artículo han podido sufrir variaciones en aforos y horarios. Para más información consulta las páginas locales y de las autoridades sanitarias del país.

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Cristina Arregui

    Tuve la suerte de concerlo porque alli vive una buena amiga. Es precioso . Enhorabuena por el blog . Muy interesante y de mucha ayuda
    Ojala este 2021 cambie todo y podamos disfrutar de viajar que es un de los mayores placeres de la
    Vida

    1. Carmen H

      ¡Ojalá que sea pronto!Me alegro mucho de que te guste, ¡muchas gracias por tus palabras!

  2. Tatiana

    Gracias por la gran historia sobre su viaje!

    1. Carmen H

      ¡Gracias a ti por leerme! Es un placer escribir sobre sitios tan increíbles. ¡Un saludo!

  3. Manuela

    Vuelvo a dejar mi comentario. Fantástica la redacción, invita a conocer lugares tan maravillosos. Quien lo pudiera lograr!!!

    1. Carmen H

      ¡Muchas gracias! Canadá es un país bellísimo con una naturaleza impresionante.

Deja una respuesta

¡Comparte en redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp